martes


Recuerda..
Quiero que sea así cuando estés sentado en la mesa con tu hermosísima familia, escuchándola a ella quejarse de la vida cotidiana a la cual la sometiste. Quiero que te sitúes en la habitación de San Carlos, en aquel bendito viaje de trabajo que nos obligo a compartir hotel. Pedí que fueras a mi habitación y tu aceptaste.
Quiero que te traslades al momento en que salí del baño y tu dijiste, no puedo yo soy fiel. Yo te conteste, no te tocare solo quiero que quede claro lo que me haces sentir. Lo se, fui cruel al llevarte a ese punto pero me quedo claro algo, la fidelidad es una de las cosas mas enfermas que conozco. Hubiera sido mas sano que me tomaras, me penetraras y me desecharas. Pero te quedaste ahí sentado mientras me quitaba la ropa,
Cuando empezaste a balbucear que te dejara ver, empezaste a ordenarme que me tocara de manera que pudieras ver como me retorcía de placer por tus ordenes.

Toca ahí, abre mas, mas rápido, así con toda tu mano, Oh Dios que bien se ve..

Hubo momentos en que quise reír por lo absurdo de la situación y de lo pastosa que se vuelve tu voz cuando estas caliente
Viste todo y terminaste primero sin haberte tocado. Te levantaste y te fuiste a tu habitación y al día siguiente me saludaste como si nada hubiera pasado.
A la semana siguiente cuando te diste cuenta del error me invitaste a salir a lo cual me rehusé, me pregunto de que te habrás dado cuenta para hacerme una propuesta tan directa meses después. Me escribiste cientos de mails donde recordabas cada instante en esa habitación, Por eso es tan divertido verte a casi a diario. Me encanta torturarte en las mañanas cuando nos topamos en elevador o en la oficina o mejor aùn, cuado flirteo abiertamente con alguien mas. Sabes perfectamente que lo haré con alguien mas y que jamás volveré a ti.

Es tu culpa
¿Que te hubiera costado cogerme como Dios manda??

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada